Esta entrada también está disponible en: Inglés Francés Italiano Turco

Reproducción en ovino,

Técnicas y Prácticas de manejo

El Reto

El ovino es una especie con una marcada estacionalidad de la actividad reproductiva, mostrando un comportamiento óptimo de apareamiento con fotoperíodo decreciente. Sin embargo, hay razas de ovejas que son capaces de aparearse no solo en otoño, sino también fuera de temporada. Además del fotoperíodo, otros factores influyen en el comportamiento reproductivo, como la genética, las prácticas de manejo y los factores sociales. Dado que la fertilidad lograda para las cubriciones de primavera y principios de verano suele ser menor, se requieren métodos alternativos o prácticas de manejo adicionales para aumentar la tasa de concepción.

Conocimiento actual

Los métodos utilizados para inducir y / o sincronizar el celo de las ovejas se pueden clasificar como naturales (efecto macho) o farmacológico. Los métodos farmacológicos son más efectivos, aunque más caros. Como resultado de la sincronización del celo, se puede planificar e implementar la inseminación artificial.

 

EFECTO MACHO

La presencia de los moruecos puede estimular la secreción de gonadotropinas y la ovulación de las ovejas a través de señales quimiosensoriales debido a las feromonas presentes en el vellón del macho. Este método se conoce desde hace casi dos siglos.

Para implementar correctamente el efecto macho, se debe implementar el siguiente procedimiento:

    1. mantener a los machos separados de las hembras durante al menos 8 semanas;
    2. la distancia debe ser suficiente para evitar el contacto visual, olfativo y auditivo entre ovejas y moruecos;
    3. introducción repentina de los machos al rebaño de hembras;
    4. La proporción recomendada de machos / hembras debe ser:
    1. 1 macho por cada 20 ovejas para la sincronización del celo,
    2. 1 macho por 10 a 15 ovejas para inducción de celo en época favorable;
    3. 1 macho por 5 a 7 ovejas para inducción de celo fuera de temporada.

El efecto macho puede no ser lo suficientemente efectivo con las hembras en anestro profundo. De lo contrario, el efecto macho ayuda a adelantar el inicio de la temporada de reproducción varias semanas.

El efecto macho también puede mejorar la eficacia de la sincronización o inducción del celo, entre 19 y 25 días después de la introducción de los machos.

Es una alternativa útil para la agricultura ecológica, que no permite la utilización de hormonas.

 

metodos farmacologicos

Prostaglandina F2α y sus análogos: este método solo puede usarse para controlar o administrar el ciclo ovárico dentro de la temporada de reproducción, y requiere el uso de 2 inyecciones de prostaglandinas separadas de 9 a 10 días para una sincronización óptima. La principal ventaja del tratamiento con prostaglandinas es la posibilidad de administración por inyección intramuscular.

En estudios comparativos, las prostaglandinas han demostrado ser menos efectivas para sincronizar el celo que los progestágenos.

 

Melatonina: Es una hormona producida durante la noche, y se considera que es el mediador del fotoperíodo que controla la secreción de hormonas. En algunos países, la melatonina se ha comercializado desde la década de 1990 como un implante de liberación lenta. Los implantes de melatonina causan una respuesta parecida a un día corto al alargar la duración de la señal de la melatonina. Los implantes contienen 18 mg de melatonina y están diseñados para mantener una alta concentración plasmática de melatonina durante al menos 60 días. Las concentraciones elevadas de melatonina en la sangre durante al menos cinco semanas son necesarias para avanzar en el inicio de la temporada de reproducción; El tratamiento con melatonina generalmente se implementa junto con otras técnicas, como el efecto macho o las esponjas, principalmente.

El esquema de tratamiento para los implantes de melatonina se muestra en la Figura 1

Reprod en ovino 1

 

 

Progestágeno: Es una hormona sintética que produce un efecto similar a la progesterona, pero es 20 veces más potente. Los progestágenos se pueden administrar por diferentes métodos, pero el más útil es a través de esponjas intravaginales y la dosis depende del producto. Las esponjas comerciales se impregnan con 20 mg de acetato de flurogestona (FGA) o 60 mg de acetato de medroxiprogesterona (MAP). Se insertan en la vagina con la ayuda de un aplicador y se mantienen durante 12 a 14 días. Cuando se retiran las esponjas, las ovejas se sincronizan en un estado similar del ciclo estral, y la mayoría de ellas entran en celo en un corto período de tiempo.

El progestágeno debe complementarse en el momento de la extracción de las esponjas con un tratamiento de estimulación del folículo (que generalmente consiste en gonadotropina coriónica equina o eCG), para inducir el crecimiento folicular, el celo y la ovulación. La dosis de eCG debe adaptarse a la raza, la estación, el rebaño, la edad y el estado fisiológico de los animales, pero por lo general varía de 250 a 750 UI.

Las ovejas comienzan a entrar en celo alrededor de las 24 a 48 horas posteriores a la extracción de la esponja, y la ovulación se produce alrededor de las 36 y 60 horas después de la retirada de la esponja.

Los tratamientos con esponjas intravaginales basadas en progestágeno son la técnica hormonal más común para el control de la fertilidad de las ovejas. Puede ser utilizado durante la época de cubrición cría y durante el anestro.

La inseminación artificial se puede realizar con este protocolo 55 horas después de retirar las esponjas.

 image2

 

Progesterona: se puede aplicar mediante un dispositivo intravaginal construido con una progesterona natural, 0.30 g, un elastómero de silicona impregnado llamado «CIDR» ((controlled internal drug releasing dispenser, o dispensador de liberación interna controlada de fármaco).

El CIDR produce ovocitos de mejor calidad y se considera que es más limpio e higiénico, ya que la extracción de los CIDR no se acompaña de la descarga de fluidos que se produce con las esponjas.

El programa de utilización es similar al de las esponjas de progestágeno, pero los tratamientos son más cortos: el CIDR se inserta durante 6 días, y luego es necesario aplicar una dosis única de prostaglandina F2α o sus análogos al mismo tiempo que la inserción de una esponja; En el momento de la retirada, a los animales se les administra una dosis de eCG. La respuesta al tratamiento es similar a los tratamientos a largo plazo.

 

 

Conclusiones

  • El manejo de la oveja puede ser natural (efecto macho) y basado en hormonas.
  • Estas técnicas para controlar la reproducción en ovino son bien conocidas y se han utilizado para el manejo de las ovejas durante largos períodos.
  • Su implementación correcta y cuidadosa es crucial para aumentar la productividad y la rentabilidad en el ganado ovino.

  

image3

 

 

Contacto: Esta nota ha sido preparada por Ina Beltrán de Heredia (Neiker), WP2 para SheepNet. Para más información, hable con su coordinador local del Grupo de trabajo científico y técnico.

 

 

Esta entrada también está disponible en: Inglés Francés Italiano Turco